Como abominable, calificó el ministro de Salud, Óscar Ugarte, el tráfico de camas UCI detectado en el Hospital Almenara, gracias a una investigación liderada el Ministerio Público y la Policía Nacional que esta madrugada permitió la detención de nueve involucrados, entre los que figuran algunos médicos.