"Migajas" para algunos, "muy buenas medidas" para otros. Los cubanos recibieron con satisfacción este jueves las primeras concesiones del gobierno después de las históricas manifestaciones del 11 de julio, pero las consideran aún insuficientes.