Trece templos tradicionales son puestos en valor por la Municipalidad de Lima como parte del Plan Maestro de Recuperación del Centro Histórico, una iniciativa del gobierno local que busca devolverle la identidad a la ciudad capital en el año del Bicentenario de la Independencia del Perú.