La planta de oxígeno medicinal del hospital regional de Lambayeque aumentó su potencia de abastecimiento gracias a la instalación de un equipo complementario conocido como booster, el cual amplía su capacidad para el llenado de balones portátiles.