La vicepresidenta de EE. UU., Kamala Harris, aseguró este jueves que los "soñadores", como se conoce a los jóvenes traídos al país cuando eran niños por sus padres indocumentados, "merecen un camino hacia la ciudadanía" estadounidense.