La ceremonia que marca el comienzo del relevo de la antorcha olímpica de los Juegos de Tokio 2020 se desarrollará sin espectadores, anunciaron este lunes los organizadores.