Las dosis de sulfato ferroso usadas para tratamiento de la anemia en niños de cuatro años, se perdieron a causa de la inundación que sufrió el Centro de Salud Auquimarca, luego de que una persistente lluvia se filtrara por el techo y afectara las cajas donde se guardaban.