Un choque entre un autobús y un camión cisterna cargado de combustible causó la muerte de al menos 11 personas en Nuevo León, en el norte de México, según informó este jueves el gobernador de ese estado, Jaime Rodríguez.