El prefecto de la Secretaría para la Economía, el ministro de las finanzas vaticanas, Juan Antonio Guerrero Alves, explicó que si continúa la crisis económica debido a la pandemia, el Vaticano "no podrá contener el déficit si no es con el apoyo de los fieles".