Tras varias horas de diálogo entre el Gobierno y los representantes de las 13 comunidades originarias de la provincia cusqueña de Espinar se acordó desbloquear las vías en dicha jurisdicción, garantizando el tránsito de vehículos y personas.