Hace 200 años Lima no era la misma. Sin embargo, desde aquel entonces la capital del Perú mantiene algunos lugares claves de aquel efervescente 28 de julio de 1821 que permanecen como mudos testigos del ansiado grito libertario, entre los que destacan algunas plazuelas y plazas que detallamos a continuación.