Del líder brasileño Lula al Partido Socialista chileno, pasando por varios gobiernos, las izquierdas de América Latina sopesaron con matices las protestas que sacudieron a Cuba el domingo, las más grandes desde el triunfo de la Revolución en 1959 y que tomaron por sorpresa al gobierno comunista.