La Oficina meteorológica británica (Met Office) emitió este martes una alerta por "calor extremo" al prever que varias partes del Reino Unido alcanzarán temperaturas de hasta 33 grados.